Integrando el folclore latinoamericano al francés

Pedro Díaz es un autor, compositor e intérprete peruano, que se dedica a difundir la canción latinoamericana en Montreal, ciudad en la que se estableció en 2009. La lengua francesa fue su motivación para estudiar Traducción e Interpretación y emprender el proyecto de traducir y difundir la música folclórica latinoamericana en dicho idioma. Empezó a investigar sobre el folclore y decidió traducir algunas canciones de Chabuca Granda para darla a conocer a los quebequenses. A la vez, su intención era presentar la esencia de la música, el contexto histórico y cultural, para que se pudiera entender lo profundo de la poesía impresa en las canciones peruanas. Ese mismo año, fue convocado por Daniel Edem, percusionista del grupo Color Violeta. Éste le propuso convertirse en nada más y nada menos que el vocalista de este grupo de fusión de folclore chileno y jazz, que toma como principal referente a la cantante Violeta Parra.

_MG_1924

Pedro Díaz (Fotografía de Arnau Cunties)

Al verse involucrado en la difusión de la canción folclórica latinoamericana en Montreal, Pedro decidió regresar a la universidad y estudiar una maestría, el tema de investigación de la cual fue la traducción de canciones del español al francés. Como parte de su investigación, Pedro entró en contacto con la hija de Chabuca Granda en Lima, quien encontró muy interesante su proyecto. “Alguien tiene que hacerlo”, nos cuenta Pedro con respecto a la traducción de las canciones latinoamericanas, “así como también se han traducido obras de Mario Vargas Llosa y Cesar Vallejo en diversos idiomas y ha habido poemas o novelas que han sido un éxito, pues representan bastante bien lo que se dice en el idioma original, respetando el sentido de los autores, creo que hay que hacerlo con las canciones pues llevan poesía que engloba las vivencias de nuestra cultura. Para hacerlo, al tener la ventaja de ser cantante e intérprete y haberme dedicado a la interpretación de la música francófona, estudio estas canciones, las siento, las interpreto con sentimiento e intento ser claro en su mensaje, para que la gente entienda lo que canto, el sentido que le quiero dar a la canción”, resalta el intérprete. 

Pedro busca mostrar la realidad y el contexto histórico de Latinoamérica con la música. Se siente un promotor de la cultura peruana y latinoamericana en un medio francófono: “No solo es cuestión de hacer las traducciones por hacerlas, se debe aportar todo el bagaje cultural, la historia y la tradición, que es lo que la gente poco conoce aquí en Montreal”. Cree que, más allá de alguna música andina, como “El cóndor pasa”, hay una cultura mestiza (africana, asiática, europea) poco conocida, sobre todo en la zona de la costa peruana: “Chabuca Granda, una gran representante de la difusión de esta cultura de mixturas, así como Felipe Pinglo no solo transmitían en sus canciones el romanticismo sino también los temas sociales de la época, describían las ciudades, los pueblos, los paisajes. Es algo que se debe valorar y que el público francófono debería poder entender”, concluye.

_MG_1979

Pedro Díaz (fotografía de Arnau Cunties)

Pedro le canta a la vida, a los problemas, al amor… “Estoy aprendiendo a hacer historias y a describir hechos de nuestra realidad como la injusticia, el machismo, la violencia que aún existe hacia los indígenas, contra la mujer, la falta de educación, el poder y como este puede controlar a la gente: algo muy universal”, explica el intérprete. Intenta ser más activo y hablar de lo que sucede actualmente y si hay que alzar la voz, lo hace. Su estilo está influido por la nueva trova fusionada con ritmos folclóricos y él la llama simplemente “Canción Latinoamericana” (lo que los Quebequenses traducen simplemente como “chanson”).

Como referencia de este nuevo estilo de música hispana, Pedro menciona a Jorge Drexler de Uruguay y a Pedro Guerra de España y en la fusión del folclore latinoamericano, a la cantante peruana Susana Baca; “Hace un buen trabajo de interpretación y toma temas universales a la vez que locales: no solo de la esclavitud sino también de los pescadores, de los mineros, de la vida difícil de la gente pobre”. Según el cantante: “Baca consideraba a la argentina Mercedes Sosa la madre de este movimiento, puesto que ha sabido poner en su lugar estos temas”. Pedro Díaz considera que: “Argentina es un buen modelo, ahí se toman las raíces del folclore y se intenta enriquecer, separándolo del baile y convirtiéndolo en canción, estilizando muchas cosas sin que a veces nos demos cuenta”. Por el momento: “Aquí en Canadá se intenta poco a poco”.

Satisfecho por la acogida del público francófono a su propuesta, valora que lo consideren como un medio de integración a la cultura local: “Que entiendan lo que canto, la historia y el contexto que hay detrás, es muy apreciado”. Sobretodo, porque Pedro siente que el público aprende en sus espectáculos: “Es como si fuese una clase maestra o una conferencia artística y se van del concierto con un conocimiento más amplio sobre el Perú y Latinoamérica”, señala. Su convicción es que es necesario dirigirse al público local: “Aplaudo a los pocos artistas que hacen que los quebequenses se integren a nuestras culturas, porque uno no puede ser ajeno a la cultura local, que además es una ciudad multicultural, pero no podemos aportar si no es en el idioma local”. Él decidió llevar esta apuesta un poco más allá: “El español es una linda lengua pero, ¿por qué no tomarse el tiempo para explicar las canciones en francés?”. 

Después de un tiempo contribuyendo a esta integración de ida y vuelta, se ha encontrado con opiniones diferentes y considera que: “Aquí lo agradecen mucho aunque no es fácil; por un lado lo ven como un experimento, algo que no se ha hecho jamás, y por el lado latino, es algo novedoso que algunos critican porque en francés no se sienten tan identificados como en su propio idioma y hay gente que me pide que cante en las dos lenguas”, explica. Pero Pedro tiene clara su apuesta: “creo que es un gran aporte culturalmente hablando”.


Acerca de

Claudia Cáceres Franco (Lima-Perú, 6 de octubre 1977) es poeta, narradora y comunicadora audiovisual. Antes de su llegada a Montreal en noviembre de 2009, trabajó en Lima como productora para diversos medios (Canal 5), agencias publicitarias (Inca films) y de eventos (Radical producciones), entre otros. En 2013 decide estudiar el certificado en creación literaria en la UQAM, que combina con su trabajo como representante de ventas y servicio al cliente. En 2014, presentó su primer poemario bilingüe (español-francés) 'Retorno hacia el Antiguo Sur' en el festival internacional de poesía de Val-David, QC. Actualmente es colaboradora del magazine de La Cultural.


'Integrando el folclore latinoamericano al francés' no tiene comentarios

Comenta y serás el primero

¿Qué piensas?

Your email address will not be published.

Licencia de Creative Commons LA CULTURAL 2014.