EL OLVIDO DE LOS INMORTALES

El 22 de abril de 1616 fallecía nuestro más célebre escritor, el archiconocido Miguel de Cervantes Saavedra. Pocos días después, también lo hacía el más universal de los literatos ingleses, William Shakespeare. Sin embargo, para la mayoría de la gente estas fechas se solapaban y ante la confusión generalizada, la tradición perduró y hoy día, aún sin consenso, se mantiene que ambas figuras murieron el 23 abril.

Hace varias décadas, y rindiendo homenaje a estos y otros prolíficos autores que nacieron o murieron en similares fechas, la UNESCO promulgó la celebración internacional del día del libro en tan marcado día.

Desde La Cultural, nos enorgullece respetar esta tradición y este año continuaremos honrando la fiesta de la literatura, compartiendo en español los sentimientos que los libros evocan en cada persona. Sin embargo, este año no es otro cualquiera, y así no podemos obviar que hace 400 años nos dejó el español más ilustre. Desde el Reino Unido y otros países anglófonos y de la Commonwealth, se llevan promoviendo desde hace meses multitud de actividades y celebraciones para recordar al bardo inglés. Desafortunadamente, por motivos varios que no vale la pena discutir aquí, no existe tal organización de cara a los festejos del respectivo aniversario de Cervantes. Las iniciativas vienen desde abajo, sin el apoyo oficial necesario, pero con fuerza y como fiel reflejo de la decadencia institucional que ya describía Miguel hace cientos de años. Por tanto, creemos imperativo rememorar durante la próxima semana a la figura más universal de la literatura española, y así lo haremos mediante varias actividades que se llevarán a cabo en diversos centros culturales de la ciudad.

Desde Montreal, en tanto que centro histórico de la cultura en Canadá, queremos invitar a toda la comunidad hispanohablante a participar en la semana cervantina, reivindicando que al español le corresponde un lugar en el Parnaso.

 


Acerca de

Apasionado de la literatura y amante de la historia, Pablo Izquierdo Velasco, traductor y arqueólogo riojano, dejó la lluvia de sus montañas natales en busca de los gélidos vientos y la blanca nieve de la meseta de Quebec. Desde que visitó por primera vez Montreal en 2009, Pablo ha continuado viajando a la metrópolis canadiense hasta decidir asentarse en ella tres años después. Desde allí desarrolla su trabajo además de la pasión por la naturaleza, la fotografía, la arquitectura, el deporte y la gastronomía.


'EL OLVIDO DE LOS INMORTALES' no tiene comentarios

Comenta y serás el primero

¿Qué piensas?

Your email address will not be published.

Licencia de Creative Commons LA CULTURAL 2014.