Coco Riot: Trazos rojos que unen memoria y conflicto social

Algunos expertos sostienen que después de Camboya, España es el país del mundo con más fosas comunes llenas de desaparecidos, con el agravante de que gran parte de la información sobre hechos ocurridos hace más de 75 años se ha perdido y existe todavía un gran silencio sobre lo que aconteció. Muchos familiares de víctimas del franquismo ven como se van desvaneciendo las posibilidades de encontrar y dar digna sepultura a estos desaparecidos, cuya lucha ha sido olvidada por tantos. No es el caso de Coco Riot, nombre artístico o de batalla de Coco Guzmán, que nació en Murcia y emigró a Canadá a finales de 2006, estableciéndose primero en Montreal y, desde 2012, en Toronto.

En 2009, a raíz del debate sobre la memoria histórica y de una lectura intensiva sobre los crímenes del franquismo, Coco comenzó a idear una de sus obras más complejas: Los Fantasmas. Compuesta por 16 metros de dibujos, repartidos en 19 escenas, Los Fantasmas funciona como una denuncia del silencio impuesto y reivindicación de los lazos de la memoria con la realidad española actual. Sin duda una obra ambiciosa que de momento ha sido expuesta en galerías de Montreal (La Centrale Gallerie Powerhouse) y Toronto (A Space Gallery), y el año que viene lo hará en Córdoba (Argentina). Aunque la idea de Coco es que Los Fantasmas crucen el Atlántico para que su reflexión llegue también al público español.

La artista murciana reconoce que su primer motor de creación fue la curiosidad, que la llevó a leer sobre el campo de trabajo y concentración de Los Almendros, en su día situado en Alicante, en una zona que conocía bien por estar cerca de su cuidad natal. Entonces pensó que era extraño que nunca nadie de su familia, bastante activa políticamente, le hubiera explicado lo que allí ocurrió. Coco Riot aclara que «el tema principal de Los Fantasmas no son las fosas, sino la convivencia de los vivos con las fosas». La murciana recibió dos becas de los consejos de las artes de Quebec y Canadá, que más que ayuda económica, supusieron un reconocimiento de su labor y del interés que la temática tenía incluso fuera del contexto español.

El proyecto de Los Fantasmas se inició con una labor de estudio e investigación de unos tres años, durante los que, entre otras cosas, Coco contactó con víctimas de la represión franquista. Esta fase previa de investigación dio paso a la formulación de un eje narrativo, que se resumiría en 19 dibujos en los que se repiten tres planos: las fosas, los vivos y el paisaje. Cada dibujo corresponde a una zona de la geografía española, y su tipo de arquitectura o vegetación está estudiado al detalle.  Como al detalle están también las situaciones que suceden en el segundo plano, el que habitan «los vivos»: manifestaciones, conflictos, pero también gente haciendo tareas cotidianas o tomando el sol.

La centrale-6

Fotografía: Christian Bujold.

Aunque parece que sólo en el primer y último dibujo de la serie, las fosas y el resto de planos –el de los vivos y el paisaje– se relacionan, en realidad, en los 19 trabajos unos hilos rojos conductores muestran la relación entre éstos, así como el impacto de las fosas en la actualidad. La relación con el presente existe porque «no son sólo muertos, sino fantasmas», sostiene Guzmán. Cree que «mucha gente y luchas de izquierdas tienen una herencia de las del pasado. La Transición no fue tal, no hubo reconocimiento y los muertos y la guerra todavía están ahí, presentes».

Cuando tuvo la narración trabajada, Coco se dedicó a plasmarla en los dibujos que terminó en mayo de 2013, justo a tiempo para su exposición en Toronto. Pero antes de dar por concluido el trabajo, decidió compartir parte de la obra con amigos y conocidos para que la valorasen. Entonces descubrió que gente de todos los orígenes –españoles, latinos, canadienses, pero también turcos e indios– le confirmaban que la universalidad del tema de su obra: cuando una dictadura llega al poder siempre intenta borrar de la memoria colectiva a quienes lucharon por la libertad en el pasado. Y lo mismo sucedió durante la primera de las exposiciones de Los Fantasmas, la de Toronto, donde individuos de culturas y nacionalidades diversas se emocionaron y sintieron interpelados personalmente por la obra.

En Montreal, Coco decidió colocar en la fachada de la galería una bandera republicana que su madre le había mandado desde España, en homenaje al bando vencido en la Guerra Civil, y aprovechando que el local comparte calle con el Centro Gallego y el Centro Social Español de la ciudad. Este detalle motivó el interés de viandantes que conocían el significado de la tricolor, animándolos a entrar. Las firmas que dejaron los visitantes en el libro de la galería son una muestra de la positiva acogida de la mayoría, como también lo es la cobertura mediática local de la exposición.

Tras estas exhibiciones y con la intención de seguir moviendo su obra por otros lugares, Coco se puso en contacto con centros de arte y comunitarios de todo el mundo. Los más interesados resultaron ser los centros de países latinoamericanos; así, en 2015 Los Fantasmas llegarán a Córdoba, Argentina, el país que actualmente acoge la querella contra los crímenes del franquismo.  Sin embargo, la intención de Coco es que Los Fantasmas se expongan en varios centros de España y que contribuya a recordar y a reflexionar sobre relación existente entre las luchas y conflictos actuales y los de la Guerra Civil y el franquismo. Según Coco Riot «será interesante llevarla a España, porque hará recordar a muchos y habrá algunos a favor y algunos en contra, se creará debate.»

* El 27 de septiembre, algunos de los dibujos de Coco Riot participarán en una exposición colectiva en la Galeria Lilian Rodriguez, en el 372 de la calle de Sainte Catherine Ouest. Una oportunidad de oro para disfrutar otra vez de la interesante obra de esta artista española.

La centrale-37

La Centrale (Fotografía: Christian Bujold).


Acerca de

Arnau Cunties es un periodista y fotógrafo barcelonés que reside en Montreal desde abril de 2014. Especialmente interesado en el fotoperiodismo y la fotografía editorial. Ha colaborado con medios digitales como Noticias de Montreal o Poplacara o con medios alternativos como La Directa, La Veu del Carrer o Jornal des Alternatives.


'Coco Riot: Trazos rojos que unen memoria y conflicto social' tiene 1 comentario

  1. septiembre 14, 2014 @ 2:41 pm Manuel Tapial

    Haremos lo posible para que la obra cruce el Atlántico y pueda ser vista en España, tan necesario como urgente. Gracias Coco por tu trabajo y sensibilidad.

    Responder


¿Qué piensas?

Your email address will not be published.

Licencia de Creative Commons LA CULTURAL 2014.