40 años de ondas libres en Montreal

Las emisiones de Radio Centre Ville (RCV) en el 102.3 de la FM, la única cadena comunitaria y multilingüe de la ciudad, acaban de cumplir 40 años. Las voces en francés, inglés, griego, portugués, creol, cantonés-mandarín y castellano de unos 350 voluntarios contaminan a diario el anodino espacio radioeléctrico de Montreal, con puntos de vista surgidos directamente de sus diferentes comunidades.

RCV nació el 27 de enero de 1975 gracias al esfuerzo de un grupo de refugiados y exiliados latinoamericanos llegados a Montreal huyendo de las dictaduras militares que se extendían por el sur del continente. Esta fue la base de los voluntarios del equipo hispanohablante, el encargado de la parte en castellano de la emisión diaria. Se trataba de hacer de “puente informativo entre las comunidades de inmigrantes y la sociedad quebequesa”, según Geraldo Vivanco, uno de los responsables actuales del equipo. Vivanco se incorporó a RCV y al equipo hispanohablante a los pocos días de llegar a Montreal, en febrero de 1987.

Según este chileno de bigote prominente, a través de RCV se han dado a conocer “los conflictos y guerras en los que se vieron envueltos Centroamérica y el Caribe en los años 80, los desastres naturales que sufrieron algunos países del sur o la situación de violencia que sufre México hoy en día”. La emisión del equipo hispanohablante denunció e informó de estas realidades de primera mano, pero también ha contribuido a la sensibilización de la sociedad quebequesa sobre la realidad de las migraciones procedentes del sur.

Vivanco cree que la diferencia principal con otras cadenas es que RCV “es una radio de productores”, es decir que los que la hacen “dictan la política de información”, sin depender de la publicidad ni de la dirección de la cadena. Esto ha sido clave para “guardar un espacio de libertad y autonomía, a pesar de los tiempos difíciles que se han vivido en lo económico”.

RCV_025

(Foto: Arnau Cunties)

 

Voluntarios venidos de la periferia

Si hace 30 años, la mayoría de estos productores llegaban del sur, en los últimos años un grupo de emigrantes españoles recién llegado se ha encargado de sacar adelante cada jueves un programa: Periferias. La politóloga Carol Galais, una de estas voluntarias, cree que RCV “sirve como núcleo articulador de cada comunidad hablante”, ya que “transmite eventos locales en español, permitiendo que los oyentes hispanos se integren a la comunidad local –y a la participación política- sin perder su cultura”.

Desde Periferias se trata de “denunciar todo tipo de injusticias y atropellos del sistema” y contar “cómo distintos movimientos sociales en Latinoamérica, Europa y América del Norte resisten y luchan contra la globalización y el neoliberalismo”, a la vez que se presentan “ejemplos de economía, energía, cultivo, transporte y alimentación sostenibles… que permitan a los oyentes salirse de la corriente principal”.

Además, por el origen de sus productores, Periferias tiene un “ojo puesto en la actualidad política española”, para “denunciar las políticas antisociales del gobierno del PP y contar las luchas que están allí surgiendo allí”.

 

RCV: Una radio diferente

En un momento en el que se multiplican los podcasts y la información cruza el Atlántico en cuestión de segundos, desde el equipo hispanohablante se sigue reivindicando la utilidad de RCV. No sólo porque, según Vivanco, es de las pocas emisoras que no se nutre de “desinformación”, sino también por su “visión alternativa al discurso oficial, incluso al discurso progresista local” apunta Galais.

Según esta politóloga, una de las características de los miembros del equipo es no estar “cegados por el sueño americano”. Esto ha permitido, a pesar de su agradecimiento por la oportunidad de empezar una nueva vida en Montreal, “señalar el trato injusto que se da al inmigrante y la crueldad de las empresas canadienses, también fuera del país. Como por ejemplo, los destrozos de las mineras canadienses en América Latina o la situación precaria de los trabajadores temporales en Québec”.

Más allá de los cambios que ha vivido RCV en 40 años, sobretodo a nivel de alcance de la emisión y de mejora tecnológica, desde el equipo se considera básico mantener “los principios de informar a una parte de la sociedad de sus derechos, sobretodo a aquellos que se sienten privados de un espacio de expresión en los medios tradicionales”.

RCV_052

(Foto: Arnau Cunties)

 

Las dos almas de Radio Centre Ville

Geraldo Vivanco relata dos anécdotas, que marcaron la labor del equipo y de RCV. En primer lugar, el cambio de temperatura que produjo una gran tempestad de lluvia helada a principios de enero de 1998. “Todo se congeló y en gran parte de la provincia los tendidos eléctricos se derrumbaron uno tras otro por el peso del hielo, dejando a Montreal sin electricidad durante varias semanas, con temperaturas que oscilaban entre -25 y -35º”, explica. En la emisora inventaron una consola a base de una vieja grabadora y siguieron en el aire. Se amplió el tiempo en antena y la gente “en cabina” y los centros de ayuda permitieron convencer, a veces de forma directa, a algunas personas que peligraban por la hipotermia o la falta de alimentos que debían abandonar sus hogares.

Unos años antes, en diciembre de 1989, se produjo la matanza de 14 mujeres en la Escuela Politécnica de Montreal. Según Vivanco, “en la emisión del equipo hispanohablante se analizó el suceso a fondo, haciendo hincapié en como se cubría dicho evento, intentando huir del sensacionalismo en un momento en que había muchas hipótesis e incógnitas”.

Algo más que un medio de comunicación, hecho por y para la comunidad, y algo más que una emisora, por su intención de comunicar respetando siempre la verdad y el servicio público. 40 años revolucionando las ondas de Montreal.

 

(Foto de portada: Arnau Cunties).

 


Acerca de

Arnau Cunties es un periodista y fotógrafo barcelonés que reside en Montreal desde abril de 2014. Especialmente interesado en el fotoperiodismo y la fotografía editorial. Ha colaborado con medios digitales como Noticias de Montreal o Poplacara o con medios alternativos como La Directa, La Veu del Carrer o Jornal des Alternatives.


'40 años de ondas libres en Montreal' no tiene comentarios

Comenta y serás el primero

¿Qué piensas?

Your email address will not be published.

Licencia de Creative Commons LA CULTURAL 2014.